Las cosas en su lugar…

La mayoría de las veces cuando pensamos en lo que significa la palabra orden, lo asociamos de manera casi automática con el hecho de poner LAS COSAS EN SU LUGAR sin embargo,pensando en esto, me nacen dos preguntas:
1. ¿cual es el orden en el que deben estar las cosas?

2. ¿Cuando y como se ponen las cosas en su lugar?.

Si lo piensan bien, pude haber puesto la pregunta número uno en lugar de la pregunta numero dos, y la pregunta numero dos en el lugar de la pregunta número uno, aún así, las respuestas que se le den a estas preguntas seguirán siendo las mismas e iguales.

Decirle a alguien que pongamos las cosas en su lugar  no tiene mucho sentido si no compartimos el mismo concepto de CUAL ES EL LUGAR DE LAS COSAS, por ejemplo, si le pides a un amigo que te ayude a ordenar tu dormitorio, aunque él tenga la mejor voluntad de ayudarte y todas las ganas del mundo, no va a saber donde guardas tus medias, zapatos, camisas y otros cachibaches a no ser de que primero ke digas como hacer eso y donde poner tus cosas. Lo mismo sin duda si tú vas a su casa y es él quien te pide que lo ayudes a ordenar su dormitorio con él.

En esta parte podemos darnos cuenta de que para que dos personas entiendan de la misma forma algo como cuál es el lugar de las cosas…
es necesario que tengan la misma forma de ver y razonar sobre el mismo punto; y si no es así por lo menos tener la capacidad de ponerse de acuerdo encontrar un punto medio entre las diferencias que puedan tener.
Si un grupo de personas piensan diferente sobre el lugar donde debe ir cada cosa y además de eso no tiene la capacidad y el interés de ponerse de acuerdo para llegar a un objetivo en común qué sería poner todo en su lugar, al final de todo nada estará en su lugar por lo que ninguno de los involucrados podrá encontrar nada cuando lo busque…
ahí encontramos que el concepto de orden es relativo y que depende de que una persona encuentre su propio concepto de orden y lo comparta con otras personas o bien que pueda encontrar personas que compartan ya su mismo concepto…
Lo mismo pasa con las personas que son parte de nuestro entorno de vida,todos aquellos quienes nos rodean tienen un lugar en nuestra vida que nosotros les damos por una razón específica, como amigos, como pareja, en fin y cada uno sabe la razón por la que le vimos ese lugar…
Si una persona conoce el orden y la importancia que le diste dentro de tu vida, es su obligación valorar ese lugar mantener ese lugar cuidando todo lo que representa en cuanto a su responsabilidad y el impacto en tu vida.
Si te abraza o te da una patada, sí dice la verdad o te miente, sí es sincero o no lo es….
Todo eso es una decisión de él como tu amigo, y lo que hagas tú frente de casas decisión de él, así como las consecuencias que vengan después van a ser una decisión tuya.
Entonces entre los dos pondrán las cosas en su lugar…
El amigo será tu amigo…
Tu pareja será en tu pareja…
y quien quieras apartar de ti no será nada más que un recuerdo, o ni siquiera eso… depende de cómo veas las cosas o de cuánto quieras luchar por recuperar lo que consideras perdido…
antes de luchar debes ver también que aquello que quieres recuperar sea lo realmente importante porque entonces podrás ponerlo en un mejor lugar, por favor observa la foto del cuarto desordenado, si lo piensas por unos minutos te vas a dar cuenta de que probablemente quien habita en ese cuarto conozca el lugar exacto de todas las cosas que ves tiradas ahí, Pero si tú te pones a buscar algo probablemente no lo encuentres…
normalmente algo así pasa por ejemplo nuestras casas cuando nuestra madre o el personal doméstico pretende ordenar nuestro cuarto moviendo nuestras cosas del lugar que nosotros le asignamos dentro de nuestro desorden…
esto genera probablemente un roce entre las personas que ordenaron el cuarto y quien habita el lugar o lo utiliza todos los días, ¿Alguien vio mis medias rojas? Por ejemplo es una pregunta de las comunes en estas situaciones.
Otra manera de ver las cosas es que ni tú mismo si eres el dueño de ese cuarto puedes encontrar algo ahí…
a partir de ahí es muy importante definir lo que para nosotros sería el concepto de orden…
Porque aunque es estéticamente conveniente, ordenar las cosas, si cambiamos el desorden al orden,el cerebro tardará en darse cuenta de nuevo orden de las cosas porque es una costumbre que debe adoptarse de nuevo…
El orden es relativo entre personas que no comparten los mismos conceptos…
El lugar de las cosas en nuestro cuarto y de las personas en nuestra vida es lo mismo…
quién quieres tener un espacio en la casa lo busca moviendo los muebles, quién quiere encontrar sus medias mueve la ropa del ropero hasta que aparezcan…
Quién quiere un espacio en tu vida, escribe una historia contigo y agradece cada página qué le dedicas.